Ataques de pánico - Información, expertos y preguntas frecuentes

Nombres alternativos: crisis de pánico, trastorno de pánico.

Brote inesperado de agonía intensa y ansiedad desmesurada en el que el afectado cree peligrar su vida sin razón aparente. El agobio que siente se transmite en fuertes taquicardias con dolor pectoral y dificultad para respirar, así como llegar a experimentar mareos y náuseas. El motivo de dicha reacción corporal es una vía de escape del cuerpo por el nivel de estrés que está sufriendo. Por ejemplo, es común en personas que sufren fobias.

Expertos en ataques de pánico

Encuentra un experto en Ataques de pánico en tu ciudad:
Cinthia Alejandra González Patiño

Cinthia Alejandra González Patiño

Psicólogo

Gustavo A Madero

José Saúl Behar

José Saúl Behar

Psicólogo

Cuernavaca

José Eduardo Atanacio Cantera

José Eduardo Atanacio Cantera

Psicólogo

San Juan del Rio

Raúl Díaz Niño de Rivera

Raúl Díaz Niño de Rivera

Psiquiatra

Monterrey

Rosa Luz Martínez López

Rosa Luz Martínez López

Psicólogo

Benito Juárez

Preguntas sobre Ataques de pánico

Nuestros expertos han respondido 125 preguntas sobre Ataques de pánico

Los pensamientos tienen consecuencias en nuestra conducta, emoción y respuesta fisiológica, por lo que el poder trabajar con lo que pensamos, encontrando la raíz del mismo y poder moldearlo para…
8 respuestas

Buenos días.
Es recomendable acudir con el médico que recetó ya que algunos medicamentos deben retirarse gradualmente para evitar efectos secundarios. Comparto las opiniones de los demás…
8 respuestas

Tener un ritmo cardíaco así es muy normal en un ataque de pánico. Y estar preocupado por eso síntomas también Es muy normal en pacientes que sufren ataques de pánico. Este tipo de pacientes han…
7 respuestas

Los expertos hablan sobre Ataques de pánico

Al final de nuestro tratamiento: Podrás hacer frente con eficacia a las crisis de ansiedad. Desarrollarás habilidades antiansiedad. Tendrás un plan para prevención de recaídas.

Nuestro cerebro viene equipado con un sistema de alarma útil para cuando enfrentamos situaciones de peligro, por ejemplo, algún tipo de amenaza externa. Sin embargo, en el ser humano esta alarma puede hacerse muy sensible. Una manera de interpretarlo es compararlo con una alarma que detecta humo. Es decir, es tal y como si la alarma se detonara aún y que no existiera humo ni fuego. .Las situaciones estresantes, ciertos medicamentos (por ej, para bajar de peso) o la genética, pueden sensibilizar al sistema detector de amenazas con el que nos equipó la naturaleza y crear la ilusión de que nuestra vida corre peligro.

Luis González Pope

Psiquiatra

Piedras Negras

Reservar cita

El trastorno de angustia se caracteriza por ataques de pánico imprevistos y recurrentes. Un ataque de pánico es la aparición súbita de ansiedad intensa y malestar generalizado que alcanzan su máxima expresión en pocos minutos. Durante este tiempo se producen 4 o más de los siguientes síntomas: 1. Palpitaciones fuertes o aceleración de la frecuencia cardíaca 2. Sudoración 3. Temblores/sacudidas 4. Sensación de asfixia/ahogo 5. Boca seca 6. Molestias en el pecho 7. Náuseas y dolor de estómago 8. Mareo 9. Escalofríos 10. Entumecimientos 11. Miedo a "volverse loco" 12. Miedo a morir.

Los ataques de pánico pueden presentarse hasta en 1 de cada 7 personas, se acompañan de síntomas físicos cardiovasculares como taquicardia, hipertensión arterial, palpitaciones, mareo o sensación de vuelco en el estómago; también pueden haber síntomas respiratorios como sensación de ahogo, falta de aire, opresión en el pecho, deseos de salir huyendo, muchos pacientes también refieren sensación de irrealidad, de sentirse ajenos a su cuerpo así como adormecimiento de cara o extremidades, el tratamiento consiste además de fármacos reguladores del sistema nervioso en terapia de exposición gradual a estímulos fóbicos o desagradables, la remisión se alcanza en promedio en un par de meses.

Rodrigo Ramírez Ibarra

Psiquiatra

Tlalnepantla de Baz

Reservar cita

Los ataques de pánico pueden llegar a ser verdaderamente incapacitantes, confinando a quienes lo padecen, a no querer salir para no sentirse vulnerable ante la aparición de uno. Estos requieren en muchas ocasiones y por su severidad, de un programa que contemple tanto el tratamiento médico a cargo de un psiquiatra y también el abordaje psicoterapeútico.

María De La Esperanza Alvarado Rueda

Psicoanalista, Psicólogo

Huixquilucan

Reservar cita

Los ataques de pánico (o crisis de ansiedad) son una serie de síntomas que pueden incluir miedo, ganas de salir corriendo, sensación de perder el control, taquicardia, opresión en el pecho, temblor, sudoracion. Normalmente los síntomas tienen un punto en el que están más fuertes, y ese pico dura unos cuantos minutos y en ocasiones permanece la sensación de ansiedad o inquietud a lo largo de un periodo más prolongado, pero no tan intensamente. Ese es un padecimiento que es controlable y que requiere de atención psiquiátrica y psicoterapéutica, porque de no tratarse, se puede complicar con una depresión, ansiedad generalizada y disfunción en áreas de aspecto laboral, personal o académico.

Valentina Guzmán Duclaud

Psiquiatra

Benito Juárez


Los Ataques de Pánico es un padecimiento más frecuente que lo que parece. Se distingue por la presencia de cuando menos 4 síntomas de la siguiente lista: Taquicardia, palpitaciones, sudor en manos, mareos, sensación de sofocación, temblor y una sensación de miedo a que algo muy malo pasará en el momento de la crisis. Es una enfermedad de mal pronóstico sin tratamiento y de excelente pronóstico con tratamiento.

¿Qué es el trastorno de pánico? Se dice que las personas que sufren cuatro o más ataques de pánico en un período de cuatro semanas sufren del trastorno de pánico. Se puede diagnosticar este padecimiento si la persona sufre menos de cuatro episodios de pánico en ese mismo lapso de tiempo pero que vive con el miedo frecuente o constante de sufrir otro ataque.

Alejandro Contreras Contreras

Psiquiatra

Hermosillo


El ataque de pánico es una reacción de ansiedad muy intensa, acompañada de la sensación de falta de capacidad para controlar esta reacción, e incluso la convicción de que uno puede llegar a morir en ese momento. Esta crisis de ansiedad puede producirse en diferentes situaciones (conduciendo, en la calle, etc.), las cuales tenderán a evitarse posteriormente. Las claves de este desorden hay que buscarlas, por un lado, en el tipo de pensamientos que las provocan, altamente preocupantes, catastrofistas (como muerte inminente, ataque al corazón, mareos y pérdida de conciencia, etc.); y por otro lado, en la hiperventilación (respiración agitada) que provoca un rapidísimo aumento de la respiración

Aparecen de manera súbita, sin alguna razón que justifique el presentimiento de que algo va a suceder, viene acompañado de diversos síntomas fisiológicos- emocionales, ya que no hay anomalías reales, las causas son diversas, aprender a tomar el control de nuestras emociones es básico para ser mas eficiente en nuestro desempeño social.

Gisela Sánchez Corzo

Psicólogo

Tuxtla Gutierrez

Reservar cita

Los ataques de pánico son crisis de ansiedad las cuales aparecen de manera abrupta, cuando uno se encuentra tranquilo, sin actividad, que llega a su pico máximo de intensidad en segundos con una duración de minutos hasta 1 hora en donde aparecen síntomas caracterizados por angustia intensa, desesperación, ganas de salir corriendo, sensación de opresión y dolor en pecho, dificultad respiratorio como sentir ahogarse, entumeciomiento de extremidades, miedo intenso a morir o volverse "loco", ganas de salir corriendo, mareo, nauseas, inestabilidad, sudoración y palpitaciones.

Gerardo Díaz Sánchez

Psiquiatra

Guadalajara


Es, junto con el Trastorno de Ansiedad Generalizada, un trastorno muy frecuente. La característica principal es la aparición súbita, inesperada de una crisis o "ataque" en el que se siente que corre peligro inminente la vida. La sensación es descrita como de volverse loco o morir. Frecuentemente se confunde con infarto y son pacientes que no es raro que hayan consultado muchos especialistas antes de ser derivados con el psiquiatra. La hipótesis más aceptada es una alteración en el sistema de miedo y huida que no permite discernir las amenazas reales de las irreales. Eventualmente el miedo a que suceda una crisis es tal que se evita cualquier situación que represente una posible amenaza.

Octavio Federico García Villagómez

Psiquiatra

San Juan del Rio


Los ataques de pánico son reacciones del cuerpo de idas a ansiedad, los cuales la persona interpreta como que pueden poner su vida o estabilidad mental en peligro y tienen como consecuencia que la persona comience a limitar sus actividades y vida. La Terapia Cognitiva Conductual es una de las intervenciones que ha mostrado mayor eficacia en investigaciones para lograr buenos resultados en la disminución y control de los síntomas.

Los ataques de pánico se presentan por lo general en gente joven, de 20 a 40 años. Ellos tienden a confundirse con síntomas de un infarto, o una crisis asmática. Para ello es menester realizar una evaluación integral en donde se detecten los síntomas clave. el mejor tratamiento es el combinado con psicoterapia cognitivo conductual y farmacoterapia.

Adrian Ortiz Avila

Psicólogo, Psiquiatra

San Pedro Garza Garcia

Reservar cita

Podemos entender los ataques de pánico como un tipo de crisis de ansiedad donde se experimentan elevados niveles de angustia que acompañan pensamientos que algo terrible va a ocurrir, incluso la persona con ataque con pánico puede tener el pensamiento que va a morir al momento de tener esta crisis. Debido a que no existe un origen “estándar” de este padecimiento, es necesario que para ejecutar un adecuado tratamiento se lleve a cabo un diagnóstico minucioso que evalúe al sujeto de forma personalizada.

Muchas personas llegan al consultorio solicitando remedios para dejar de sentir las crisis que les dan de manera repentina. Yo los acompaño a desarrollar herramientas para identificar qué es lo que les ocasiona el pánico, trabajamos sobre la indagación de los orígenes y con qué están asociados dichos sentimientos de miedo y angustia que conllevan a un ataque. Utilizo diversas técnicas de respiración y movimientos, así como visualización acompañada del uso de aceites esenciales de grado terapéutico que los ayuda a conectar de manera más precisa con lo que sienten para ser más claros y detectar qué condiciones o situaciones del entorno son las que requieren ser modificadas.

Areli Ivonne Yáñez González

Psicoanalista, Psicólogo

Cuauhtémoc


Un ataque de pánico es un período corto de ansiedad intensa o miedo (por lo general no dura más de 10 minutos) durante el cual una persona experimenta varios de los siguientes síntomas: Palpitaciones. Sudoración. Temblores. Falta de aire, sensación de ahogo. Dolor de pecho. Náuseas o vómitos. Mareos o desmayos. Escalofríos o sofocos. Etumecimiento u hormigueo. Dificultad para tragar. Despersonalización (estar separado de uno mismo). Miedo a perder el control o volverse loco. Miedo a morir.

Juana Lydia Tapia Guzmán

Psiquiatra

Coyoacán


Las crisis de angustia o conocidas también como ataques de pánico representan para la persona que los experimenta como una experiencia de falta de control sobre las emociones y síntomas físicos en un período determinado como la falta de aire, sensación de opresión en el pecho, palpitaciones, miedo súbito, intenso, con miedo a morir, etc, son una serie de emociones y síntomas físicos que requieren de una atención urgente por parte del profesional de salud mental, por lo que puedo atender vía telefónica en ese momento en caso de que la persona presente una crisis de angustia.

Los ataques de pánico son crisis intensas de síntomas de ansiedad, la mayoría muchas veces son síntomas físicos como palpitaciones, sudoración, sensación de no poder respirar, boca seca, opresión del pecho, náuseas, puede incluso haber mareo, debilidad, además de los pensamientos que están incluidas por miedo intenso a morir o perder el control. Muchas veces los pacientes pasan por otras consultas médicas antes de ser dirigidas a la especialidad de Psiquiatría. Yo considero que parte del inicio del tratamiento es explicar al paciente y familiares lo que ocurre. Obviamente se descartan otras condiciones médicas que puedan influir.

También conocidas como "crisis de ansiedad", "crisis de pánico" o "ataques de nervios", son episodios caracterizados por un intenso malestar, con gran desesperación, nerviosismo, ganas de salir corriendo, sensación de estar a punto de morir, infartarse o enloquecer, y habitualmente se acompañan de sensación de falta de aire, opresión en el pecho, endormecimiento de brazos o piernas, visión borrosa, mareo, sudoración, sequedad de boca, nauseas. Es común que las personas que las padecen acudan a servicios de urgencias creyendo que se están infartando, ahí se les realizan varios estudios que resultan normales, de donde se concluye que la enfermedad tiene un orígen en el sistema nervioso.

Luis Enrique Robles Moreno

Psiquiatra

Tijuana


Los ataques de pánico deben de ser abordados de la misma forma que la ansiedad y estos generan reacciones y síntomas indeseables tanto en nuestro cuerpo como en la emoción. La forma en la que trabajo estos síntomas es generando estrategias y desarrollando herramientas que permitan: - Controlar las conductas que se emiten durante los episodios de ansiedad. - Aprender a detectar las situaciones que disparan la cadena de la ansiedad para así generar un plan de acción y poder anticiparnos a las crisis - Aprender a controlar los elementos físicos que se presentan como taquicardia, falta de aire, etc. - Modificación de los pensamientos que potencian los estados ansiosos.

Los ataques de pánico son eventos en los que la ansiedad sobreviene con gran intensidad y el paciente sienta y piense que morirá o enloquecerá. Hay varias formas de tratarla: el acompañamiento psicoterapéutico junto con fármacos o bien, solos los medicamentos o bien, sola la terapia. El mejor método que he comprobado es el primero que menciono. Es importante señalar que los síntomas la mayoría de las veces son sólo la punta de un "iceberg", que debajo tiene el problema de raíz, y en terapia guestalt, el paciente puede aprender a resolverlos. Muchos pacientes se han curado con esta combinación, además de algunas sesiones de hipnosis o PNL.

Consisten en episodios breves pero muy intensos en los cuales aparecen palpitaciones, sensación de falta de aire, opresión en el pecho, sudoración, temblor, sensación de frío o calor, ganas de salir corriendo e incluso sensación de muerte inminente. Cuando se presentan generan una ansiedad residual cuando pasan y pueden llegar a ser tan intensos que presentamos miedo a salir de la casa por la posibilidad de que no haya nadie que nos ayude si se presenta otro episodio.

Los ataques de pánico son parte de los trastornos de ansiedad, son momentos en los cuales se experimenta ansiedad intensa, sensación de muerte, temor a perder la razón, puede existir sensación de ahogo, opresión en el pecho y hormigueos. La buena noticia es que tienen un tratamiento muy efectivo y sencillo, son muy frecuentes y es común que se consulte a varios médicos antes de asistir al psiquiatra.

Leonor Almendra Burgos Martínez

Psiquiatra

Ciudad de México


Distimia o Trastorno depresivo persistente Es una forma de depresión continua y a largo plazo (crónica). Es posible que se pierda el interés en las actividades normales de la vida cotidiana, que exista desesperanza, poco productivo y que haya baja autoestima y una sensación general de ineptitud. Estos sentimientos duran años y pueden afectar en gran medida afectar las relaciones y el desempeño en la escuela, en el trabajo y en las actividades diarias. Debido a la naturaleza crónica del trastorno depresivo persistente, sobrellevar los síntomas de la depresión puede resultar difícil, pero una combinación de sesiones de terapia y medicamentos puede ser eficaz para tratar esta afección.

Erika Denis Aguirre Castillo

Psiquiatra

Cuautitlan Izcalli

Reservar cita

Solo quien ha vivido crisis de pánico entiende lo terrible que se siente, la gente dice que te tranquilices, que respires, que todo está bien, pero en verdad es muy difícil que alguien pueda entender por lo que tu estás pasando.Generalmente antes de ir con el psicólogo has ido al doctor y te han hecho varios estudios, los resultados siempre dicen que tú estás saludable, pero tú no te sientes bien, incluso pides que te den medicina, medicamento que al principio parece que resuelve el problema sin embargo al pasar el tiempo te das cuenta de que no es así. Si te identificas con este relato debes saber que el problema no es de origen orgánico sino de origen mental por lo que es mejor la terapia

Las dos formas más comunes de tratar el trastorno de pánico son a través de terapia y medicación. La terapia no funciona tan rápido como los medicamentos, pero puede ser igual de efectiva. La combinación de terapia y medicamento parece ser un tratamiento eficaz para los ataques y el trastorno de pánico. Yo utilizo un entrenamiento en técnicas de afrontamiento al estrés, combinado con Psicoterapia Sistemática y Actitudes de manera individual también la técnica no directiva de Carl Roger mas medicación, como esta recomendado por la Asociación de Psiquiatra Americana mis paciente resuelve el trastorno del pánico en 6 consultas.

El trastorno de pánico es una crisis intensa y aguda de ansiedad con la sensación de catástrofe inminente. Durante estas crisis el paciente experimenta dolor en el pecho, sensación de ahogo, sudoración, temblor, miedo de morir o de un infarto, estos eventos duran poco tiempo aunque para la persona que las sufre lo siente como una eternidad. Después de que se experimenta la primera crisis, el paciente tiene miedo a volver a sufrir otra nuevamente, generando pensamiento como "y si me vuelve a pasar, y si estoy sola, y si me muero, y si no puedo controlarme, y si me pasa en mi trabajo" lo que genera mayor ansiedad. Si has detectado alguno de estos síntomas, hay tratamientos efectivos.

Julia Ledezma Vázquez

Psiquiatra

Mérida


Palpitaciones, sudoración, miedo a morir, a desmayarse, a perder el control o a volverse loco, dolor en el pecho, mareos, temblores, sensaciones de frío o calor, ahogos, náuseas, debilidad y sensación de irrealidad, entumecimiento de extremidades, sensación de hormigueo, sensación de atragantamiento. En el trastorno de pánico, el ataque es seguido de inquietud o preocupación acerca de padecer un nuevo ataque como así también aparecen cambios significativos en el comportamiento destinados a evitar los ataques.

Miguel Torres Maurer

Psicólogo

Miguel Hidalgo

Reservar cita

¿Qué profesionales tratan Ataques de pánico?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.