Cáncer vesical - Información, expertos y preguntas frecuentes

Expertos en cáncer vesical

Encuentra un experto en Cáncer vesical en tu ciudad:
Juan Edgar Peña Cantu

Juan Edgar Peña Cantu

Urólogo

Irapuato

Miguel Angel Herrera Gonzalez

Miguel Angel Herrera Gonzalez

Urólogo

La Piedad

Jairo Rodríguez Farías

Jairo Rodríguez Farías

Urólogo

Puebla

Kristian González Rocha

Kristian González Rocha

Urólogo

Torreon

Hugo Aguilar-Cruz

Hugo Aguilar-Cruz

Urólogo

San Jose del Cabo

Adolfo Hernández Ramón

Adolfo Hernández Ramón

Urólogo

Los Mochis

Preguntas sobre Cáncer vesical

Nuestros expertos han respondido 1 preguntas sobre Cáncer vesical

El cancer de vejiga, una vez establecida la etapa en que se encuentra tiene diferentes tratamientos. Depende de la etapa en que se encuentre
5 respuestas

Los expertos hablan sobre Cáncer vesical

El cáncer vesical es más común en fumadores. El síntoma principal es la presencia de sangre en la orina (hematuria). También puede dar otros síntomas como orinar frecuentemente, dolor al orinar, dolor abdominal o lumbar. Se detecta mediante ultrasonido y se confirma con cistoscopia. También es frecuente realizar citologías urinarias, tomografía, análisis de laboratorio y rayos X. La cirugía inicial es la Resección Transuretral del Tumor Vesical (RTU) y puede necesitar complementarse con inmunoterapia/quimioterapia intravesical, o cirugía para retirar la vejiga si el tumor es invasor. En ocasiones se acompaña la cistectomía con quimioterapia y/o inmunoterapia.

Se trata de unos de los tumores malignos del cuerpo más común y sobre todo más recidivantes, esto es, que tiende mucho a volver a aparecer despues de su reseccion, por lo cual requiere un seguimiento muy estricto para evaluar su evolucion y manejar las reincidencias de forma temprana. en su diagnostico generalmente se hace por presentar sangrado en la orina que puede ser invisible al ojo humano o ya mas abundante siendo visible.

Este cáncer es frecuente en adultos mayores que han fumado de manera activa durante muchos años. La manifestación más frecuente es la presencia de sangre en la orina y en algunos casos síntomas urinarios como urgencia y frecuencia para orinar. El diagnostico se realiza con la revisión de la vejiga con un lente y cámara (cistoscopio), en los casos que se observe un tumor, este se extirpa y se envía al patólogo para determinar la agresividad y la profundidad con la que invade, ya que de esto depende el tratamiento. El seguimiento con consultas periódicas así como revisiones periódicas de la vejiga son fundamentales para el tratamiento oportuno de cada caso.

El cáncer de vejiga es poco común en México y requiere de tratamiento por un experto. Inicialmente se puede retirar el tumor mediante una cámara dentro de la via urinaria. En caso de tumores avanzados puede requerir medicamentos delicados y en caso de tumores invasores puede requerir una cirugía de vejiga con reconstrucción de la vía urinaria. Todo esto ya puede realizarse con cirugía de cámara con invasión mínima y cicatrices pequeñas como laparoscopia o robótica. En casos extremos la cirugía abierta sigue siendo una muy buena opción.

Los tumores de vejiga no suelen dar manifestaciones hasta que se encuentran en un etapa muy avanzada. Su principal manifestación es la presencia de sangre en la orina, la mayoría de las veces microscópica, es por esto que todo paciente mayor de 40 años con sangrado en orina se debe descartar, especialmente si es fumador. Los estudios iniciales indispensables son un examen general de orina y un ultrasonido. En caso de encontrar una alteración en estos se requiere un estudio confirmatorio como es la cistoscopia (visión directa del tumor con un endoscopio a través de la uretra) y toma de biopsia. Dependiendo la etapa se puede realizar la resección transuretral completa del tumor.

La vejiga es un órgano encargado de almacenar y vaciar la orina durante la micción. El cáncer de vejiga es un tumor maligno que afecta las diferentes capas que componen la vejiga. El principal factor de riesgo es el tabaquismo, la exposición a ciertos compuestos químicos y las infecciones crónicas. El principal síntoma es la presencia de sangre en la orina. Síntomas: Sangrado en la orina, urgencia y ardor al orinar. El diagnostico de realiza mediante análisis de la orina y estudios de imagen (ultrasonido, tomografía). El manejo inicial para diagnóstico y tratamiento es endoscópico mediante una resección del tumor.

El cáncer de vejiga es una patología urológica maligna la cual tiene como principal factor de riesgo el tabaquismo, manifestándose por hematuria (orina con sangre). El diagnóstico oportuno nos permite ofrecer tratamientos de mínima invasión preservadores de vejiga los cuales tienen como objetivo brindar un adecuado control oncológico preservando la calidad de vida al preservar la vejiga.

Cáncer urológico común, sobre todo en pacientes fumadores o aquellos expuestos a inhalar sustancias tóxicas. Inicia en la capa más interna de la vejiga (urotelio) y conforme avanza puede invadir el músculo de la vejiga o ir más allá de esta. Los síntomas principales son: - Sangrado al orinar (hematuria) - Dolor o ardor al orinar - Pérdida de peso Hay varias alternativas de tratamiento, dentro de las cuales se encuentra la cirugía de Mínima Invasión.

Juan Carlos Castro Cháirez

Urólogo

General Escobedo


El cáncer de vejiga es la aparición de un tumor en la membrana interna del órgano. Algunos de los síntomas incluyen sangre en la orina, así como dolor al orinar y una sensación frecuente de tener que orinar y dolor en la parte baja de la espalda. El cáncer de vejiga puede estar relacionado a antecedentes familiares, fumar, edad y exposición a ciertas sustancias químicas. Como todas las enfermedades si es diagnóstica y tratada de forma temprana su pronóstico suele ser bueno. Ante cualquier sintomatología urinaria sospechosa acérquese a un especialista.

Juan Ignacio Monjaras Guerra

Urólogo

Coyoacán

¿Qué profesionales tratan Cáncer vesical?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.