Cáncer testicular - Información, expertos y preguntas frecuentes

Nombres Alternativos: Cáncer de los testículos

Expertos en cáncer testicular

Encuentra un experto en Cáncer testicular en tu ciudad:
Juan Edgar Peña Cantu

Juan Edgar Peña Cantu

Urólogo

Irapuato

Juan Carlos ordoñez Rodríguez

Juan Carlos ordoñez Rodríguez

Cirujano general, Oncólogo

Saltillo

Kristian González Rocha

Kristian González Rocha

Urólogo

Torreon

Hugo Aguilar-Cruz

Hugo Aguilar-Cruz

Urólogo

San Jose del Cabo

Manuel Rodriguez Lozano

Manuel Rodriguez Lozano

Urólogo

Campeche

Luis Almazan Treviño

Luis Almazan Treviño

Urólogo

Santiago de Querétaro

Preguntas sobre Cáncer testicular

Nuestros expertos han respondido 21 preguntas sobre Cáncer testicular

Buen día. existen condiciones benignas como quistes, varicoceles y hernias, sin embargo lo mas grave y por lo cual debes acudir al urólogo es para descartar un cáncer de testículo. Saludos
3 respuestas

Buen día. Es muy importante que acudas lo antes posible a revisión. Por ejemplo los tumores testiculares son curables si se detectan a tiempo. Saludos
2 respuestas

Buen dia. Acude con un Urologo en tu ciudad. es muy frecuente que un medico que no sea especialista no integre un diagnostico correcto y deje medicamento que solo distorsiona el cuadro clinico…
2 respuestas

Los expertos hablan sobre Cáncer testicular

Si se detecta a tiempo, el cáncer de testículo puede ser curable en la mayoría de los casos. Es más común entre hombres de 15 y 35 años. Consiste en un tumor no doloroso y duro en el testículo con o sin dolor. Hasta no demostrar lo contrario, cualquier aumento de tamaño duro en parte o todo el testículo debe considerarse un probable tumor. El diagnóstico se hace con ultrasonido, análisis de laboratorio y puede ser necesario realizar rayos X o tomografía. A diferencia de otros tipos de cáncer, no debe hacerse biopsia; por lo que ante la sospecha de un tumor de testículo, debe extirparse mediante cirugía. En ocasiones es necesario complementar el tratamiento con quimioterapia o radioterapia.

El cáncer de testículo, es la segunda causa de cáncer en pacientes jóvenes. Se presenta como una masa palpable, comúnmente no dolorosa. Actualmente el tratamiento es retirar el testículo y complementar si es necesario, sin embrago la supervivencia es excelente con los manejos actuales. Es importante iniciar la detección por medio de la exploración en los jóvenes, y que es el método que detecta la mayoría de los tumores.

El único tratamiento existente para el cáncer testicular es la extirpación del testículo por vía inguinal. Se puede colocar una prótesis testicular en su lugar, con fines estéticos. Dependiendo del tipo histológico (seminomatoso o no seminomatoso) y del estadio clínico (I: confiando al testículo, II con metástasis abdominales) depende el resto del tratamiento. En estadio I y sin factores de riesgo de puede solamente vigilar. En estadios más avanzados es necesaria la quimioterapia. Es necesaria la determinación de marcadores tumorales (exámenes de laboratorio) y tomografía computada para confirmar si el tumor está confinado al testículo o si ya dio metástasis a otros lados. Se cura el 95 %.

En nuestro país el cáncer testicular representa el tumor sólido más curable, siendo después del cáncer de próstata el túmor más frecuente en el hombre y presente en jóvenes. Los datos iniciales de esta enfermedad es incremento de consistencia del testículo afectado y en poco porcentaje se presenta dolor testicular. Acude a revisión donde te explicaran la manera adecuada de realizar "Auto-exploracion" y hacer una detección oportuna.

Este cáncer es más frecuente en adultos jóvenes. En las etapas iniciales se manifiesta por un incremento del tamaño testicular sin otros síntomas, en etapas avanzadas hay perdida de peso, dolor en la espalda baja, fiebre, perdida del apetito entre otros. La prevención se basa en la detección temprana con autoexploración durante el baño. En la mayoría de los casos se puede ofrecer tratamiento curativo. El diagnostico se basa en los síntomas, exploración física, exámenes de sangre y estudios de imagen. El tratamiento inicial es quitar el testículo afectado en su totalidad a través de una pequeña herida en la ingle y se envía al patólogo para su análisis.

El cáncer de testículo es una enfermedad muy grave, pero afortunadamente muy curable, incluso hasta cuando se diagnostica la enfermedad avanzada, sin embargo, siempre ante cualquier caso de cáncer lo mejor es actuar en cuanto antes. El cáncer de testículo se manifiesta por un crecimiento del testículo, progresivo, habitualmente no doloroso, que en poco tiempo se nota muy grande. La consistencia que se siente es dura. Se requiere hacer un ultrasonido testicular y de confirmar la sospecha, el primer paso más importante es realizar cirugía, en la cual se tiene que extirpar completamente el testículo. Posteriormente se valora la necesidad de tratamiento oncológico.

Debido a la alta frecuencia de este tipo de neoplasias en los varones jóvenes, toda masa solida palpable en el escroto se considera maligna hasta demostrar lo contrario. Es por eso que se recomienda la autoexploración y ante cualquier anomalía acudir con el experto. Los tumores testiculares rara vez causan síntomas como dolor o cambios de coloración salvo en algunas ocasiones en que el mismo tumor ocasiona un absceso o trombosis del testículo (casos avanzados). El diagnostico es muy sencillo, el urólogo tiene amplia experiencia y al simple tacto puede ser capaz de diferenciar un quiste benigno de una masa maligna. Ademas se puede auxiliar de ultrasonido y marcadores tumorales.

El cáncer testicular es una patología frecuente en niños y jóvenes en edad reproductiva, caracterizado por el aumento indoloro y progresivo escrotal del lado afectado, el cual debe ser diagnosticado en forma pronta ya que puede ser potencialmente curable mediante la realización de una orquiectomía radical (extracción del testículo y cordón espermático). En caso de presentar metástasis existen buenas alternativas terapéuticas de acuerdo a la estirpe celular del tumor, con potencial de curación en casos tempranos y en algunos avanzados. Por lo anterior se recomienda exploración de cualquier masa testicular de manera oportuna y acudir a revisión especializada.

Evaluación para la detección y tratamiento de cáncer testicular, recomendado para cualquier hombre que presente alguna masa o "bolita" en el área del testículo, aun si no presenta otras molestias.

Luis Martinez Huitron

Urólogo

Naucalpan de Juárez

Reservar cita

El cáncer testicular se presenta principalmente en paciente muy jovenes, de entre 14 a 24 años. Se diagnostica al notar una tumoración dura dentro del testiculo. Se tiene que confirmar con un ultrasonido y con unas pruebas de sangre, las cuales orientan al tipo de tumor que podria ser. El tratameinto inicial es la orquiectomia radical- extirpar el testiculo completo; y según el resultado de patología, se determina el tratamiento a seguir.

El cáncer de testículo es el tumor más frecuente en hombres jóvenes, entre 15 y 35 años. Existen múltiples tipos de canceres testiculares, siendo la más frecuente la variedad de células germinales. Uno de los principales factores de riesgo es el antecedente de criptorquidea (testículo no descendido). Cualquier masa en el testículo debe ser valorada para descartar una enfermedad maligna. Los síntomas son: Presencia de una masa en el testículo. Aumento de tamaño del testículo. Dolor testicular.

Es el crecimiento no controlado y tumoral de un testículo. Es el cáncer más común de los hombres jóvenes, entre 15 a 40 años. Todos los jóvenes deben revisar sus testículos una vez al mes (autoexploracion testicular) en búsqueda de crecimiento, tumores o anormalidades del testículo. En caso de presentarla, deben acudir a la brevedad con el especialista en urología. Los padres deben explicar a sus hijos la importancia de la exploración de los testículos, con el fin de llevar a un diagnóstico temprano de esta enfermedad. Se asocia a testículo no descendido (criptorquidea) la cual, en caso de no tratarse antes de los 2 años, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer.

El cáncer testicular se encuentra dentro de la patología oncológica más común en varones entre los 15 y 35 años, por lo que la autoexploración es importante. La consulta por este motivo de consulta es enfocada a una exploración física dirigida acompañada de estudios de sangre y marcadores tumorales para dar un tratamiento quirúrgico oportuno.

El cáncer de testículo es una enfermedad que afecta a gente joven principalmente cuando se tiene una alta sospecha de malignidad a mérita extirpación completa del testículo; se debe ser agresivo en su manejo ya puede ser una enfermedad mortal sin tratamiento y curable hasta el 98% de los pacientes cuando se detecta y recibe tratamiento oportuno. Toda tumoración indurada con crecimiento rápido y progresivo a nivel testicular debe ser evaluada por un urólogo lo mas antes posible para asi determinar su naturaleza.

Jesus Bernal Hernández

Urólogo

Tlalnepantla de Baz


Pacientes jóvenes con dolor testicular, masas de aparición reciente o un crecimiento acelerado a nivel de testiculos se considera una urgencia urológica. Acude con tu urólogo certificado de confianza para una correcta exploración física.

Los tumores testiculares se presentan frecuentemente en pacientes jóvenes, entre los 15 y los 35 años. Pueden presentarse únicamente como un aumento de volumen testicular, sin síntoma alguno asociado, por lo que es importante la autoexploración del paciente para llegar a un diagnostico oportuno en caso de cualquier molestia y así poder detectar la enfermedad en etapas tempranas. Algunos de los factores de riesgo son el presentar un testículo no descendido al escroto, el antecedente familiar de cáncer de testículo y la atrofia testicular. En caso de detectarse en etapas tempranas puede ser tratado exitosamente dependiendo del tipo de tumor, tanto con tratamiento quirúrgico como médico.

¿Qué profesionales tratan Cáncer testicular?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.