Neumonía - Información, expertos y preguntas frecuentes

Expertos en neumonía

Encuentra un experto en Neumonía en tu ciudad:
Andrés Benincore R.

Andrés Benincore R.

Neumólogo pediatra, Pediatra

San Miguel de Allende

Georgina Elizabeth Félix Bermúdez

Georgina Elizabeth Félix Bermúdez

Infectólogo pediatra, Pediatra

Santiago de Querétaro

Erika Cecilia Zaragoza Rojas

Erika Cecilia Zaragoza Rojas

Neumólogo

Puebla

Luis De Jesus Mogica Mogica

Luis De Jesus Mogica Mogica

Médico general

Tampico

Preguntas sobre Neumonía

Nuestros expertos han respondido 56 preguntas sobre Neumonía

Dra. Estela Pérez Bustos
Dra. Estela Pérez Bustos
Neumólogo
Tlalpan
No existe el termino “principios de neumonia” o se tiene neumonía o no (y es otra enfermedad), el tratamiento por 3 días en caso de neumonía es insuficiente. Te recomendaría acudir a valoración…
1 respuestas

Dra. Ana Melina Mariscal Omana
Dra. Ana Melina Mariscal Omana
Anestesiólogo
Tijuana
Los riesgos anestésicos se relacionan con el estado físico del paciente y no con el motivo de cirugía. Todo procedimiento médico tiene un riesgo hasta quitarse una uña o cruzar una calle tiene…
3 respuestas

En promedio de 5 a 10 dias se resuelve, y si es bueno llevar un seguimiento con un neumologo para vigilar resolucion del padecimiento. Segun el caso el neumologo le pedira los estudios correspondientes.…
2 respuestas

Los expertos hablan sobre Neumonía

Las infecciones respiratorias mas frecuentes incluyen bronquitis, laringitis, faringoamigdalitis y neumonia y pueden ser de origen bacteriano o viral. La neumonia es una infección pulmonar que produce tos con flemas amarillentas o verdosas, fiebre, dolor en el tórax, malestar general y dificultad para respirar. Se presenta a cualquier edad, pero es más común en personas de edad avanzada, en las cuales suele ser más severa. En tiempo de frío o cuando hay cambios de temperatura es más frecuente.

Ocupación del espacio alveolar y bronquios (pulmones) generalmente debido a la presencia de secreciones (moco) debido a un proceso de tipo infeccioso (virus, bacterias, parásitos, hongos) y no infeccioso (contenido gástrico en el caso de enfermedad por reflujo gastroesofágico; sangre en procesos alérgicos severos como alergia a la proteína de la leche de vaca). Dependiendo del agente causal es el tratamiento específico. También puede presentarse en casos de malformaciones congénitas broncopulmonares.

José David Michelle Pérez Uribe

Neumólogo pediatra, Pediatra

Venustiano Carranza


La neumonía es una infección de uno o los dos pulmones. Muchos gérmenes, como bacterias, virus u hongos, pueden causarla. También se puede desarrollar al inhalar líquidos o químicos. Los síntomas de la neumonía varían de leves a severos: fiebre alta, escalofríos, tos con flema que no mejora o empeora, falta de la respiración, dolor de pecho al respirar o toser. La neumonia debe ser tratada en un hospital. Es mejor prevenir la neumonía que tratarla. Hay vacunas disponibles para prevenir la neumonía neumocócica y la gripe. Otras medidas preventivas incluyen lavarse las manos con frecuencia y no fumar.

La neumonía es una inflamación en los pulmones ocasionada por virus, hongos y bacterias que requiere de atención médica inmediata, pues es considerada una de las afecciones más frecuentes en niños menores de cinco años y, sin los debidos cuidados, puede llegar a ser mortal. La principal forma de prevenir la neumonía es la vacunación, sin embargo, otros factores como la lactancia, evitar la exposición al humo del tabaco y la ventilación de espacios cerrados pueden ayudar a su prevención. Sus síntomas son: - Respiración rápida y con dificultad - Fiebre - Cansancio - Pérdida de apetito - Vómito - Silbido en el pecho Soy pediatra y neonatóloga especialista en el diagnóstico y tratamiento de neumonía.

Itzel Barreto Arroyo

Neonatólogo, Pediatra

Monterrey


Neumólogo pediátrico en aguascalientes con amplia experiencia en temas de neumonía y cuidado pediátrico.

Infección respiratoria aguda que afecta los pulmones. Estos están formados por millones de pequeños sacos llamados alveolos, en personas sanas los alveolos contienen aire, en personas con neumonía se llenan de moco o pus. Es causada por virus, bacterias u hongos. Se contagia por medio de gotas al toser o estornudar. Los síntomas más frecuentes son tos, dificultad para respirar, fiebre; los niños pequeños no quieren comer ni beber. El tratamiento es con medidas de sostén (sobre todo en virus), o antibiótico (bacterias). Sólo los casos graves se hospitalizan. Las principales medidas para prevenir: lactancia materna, vacunas, adecuada nutrición, evitar contaminación y tabaquismo.

La neumonía es una infección de uno o los dos pulmones. Muchos gérmenes, como bacterias, virus u hongos, pueden causarla. También se puede desarrollar al inhalar líquidos o químicos. Las personas con mayor riesgo son las mayores de 65 años o menores de dos años o aquellas personas que tienen otros problemas de salud. Los síntomas de la neumonía varían de leves a severos.

Enfermedad grave y mortal si no se atiende a tiempo y de forma adecuada, sobretodo en pacientes ancianos.

Daniel Reyes Jacobo

Internista

Venustiano Carranza

Reservar cita

La neumonía es una enfermedad que afecta el tracto respiratorio, causada en su mayoría, por agentes infecciosos bacterianos y/o virales. Se suele caracterizar por desarrollo de fiebre (>38.3), tos, expectoración, y en los casos mas severos con "falta de aire", mismo que pueden requerir tratamiento intrahospitalario y en algunas ocasiones en Unidades de Terapia Intensiva. Por esa razón es importante el realizar diagnostico e inicio de tratamiento oportuno y prevenir que evolucione dicha enfermedad.

Omar Eguia Ortega

Especialista en medicina crítica y terapia intensiva, Internista

Guadalajara

Reservar cita

Simple y sencillamente es una inflamación pulmonar, provocada la mayoría de las veces por un agente infeccioso. Puede sin embargo tener otras causas, incluyendo: enfermedades autoinmunes, cáncer, inhalación de sustancias. La gravedad puede variar entre casos y generalmente requiere de manejo antibiótico adecuado, así como apoyo con terapia respiratoria.

Michele Bogetti Salazar

Internista, Neumólogo

Puebla


Es una afección respiratoria en la cual hay una infección del pulmón y puede ser causada por muchos tipos de microbios. El más común es el Streptococcus pneumoniae (neumococo). La neumonía atípica, con frecuencia llamada errante, es causada por otras bacterias. Los síntomas más comunes de neumonía son: Tos, Fiebre, Escalofríos con temblores, Dificultad para respirar, Confusión, Dolor de cabeza, Malestar, Dolor torácico, etc. El médico debe decidir primero si usted necesita o no estar en el hospital.

Hay múltiples agentes que pueden condicionar esta infección (virus, bacterias); así como la edad del niño, si tienen sus vacunas completas o alguna enfermedad de base. Es importante detectar si su hij@ tiene fiebre (la cual debe ser cuantificada con termómetro), detectar oportunamente dificultad para respirar (se le sumen las costillas, aleteo nasal, cambios de coloración en región perioral o lechos ungueales, movimiento de músculos abdominales, o lo encuentra muy dormido), Si presentará cualquiera de estos datos debe acudir inmediatamente a un servicio de Urgencias, con el objetivo de estabilizarlo y dar el tratamiento oportuno a su paciente.

Angélica Barros Hernández

Pediatra, Urgenciólogo

Zapopan

Reservar cita

Infección del tejido pulmonar ocasionada por diferentes microorganismos. Debe diagnosticarse y tratarse oportunamente para evitar complicaciones graves.

Sergio Monraz Pérez

Neumólogo

Ciudad de México

Reservar cita

La neumonía es una infección que inflama los sacos aéreos de uno o ambos pulmones. Los sacos aéreos se pueden llenar de líquido o pus (material purulento), lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. Diversos microorganismos, como bacterias, virus y hongos, pueden provocar neumonía. Una evaluación por medico especialista es necesaria si se tiene dificultad para respirar, dolor en el pecho, fiebre persistente (38.3 ºC) o superior, o tos persistente, sobre todo si tienes tos con expectoración.

Es una infección del tejido pulmonar, de acuerdo a las características del paciente, así como edad, puede o no requerir manejo antibiótico, así como requiere una vigilancia estrecha ya que esta puede comprometer la vida del paciente.

Jigal Meza Beltran

Neumólogo, Pediatra

Guadalajara


La neumonía es una infección frecuente, nos puede afectar a todos pero sobre todo a niños y adultos mayores, hay diferentes causas pero principalmente son por virus y bacterias, es muy importante un diagnostico preciso y rápido para dar un tratamiento adecuado, ya que sus complicaciones pueden ser graves.

Salvador Medrano Ahumada

Infectólogo, Internista

Tijuana

Reservar cita

La neumonía es la principal causa de mortalidad infantil en todo el mundo. La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que —en las personas sanas— se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno. En niños los principales síntomas son; respiración rápida (polipnea), dificultad respiratoria (aleteo nasal, disociación toracoabdominal, tiraje intercostal y retracción xifoidea). Es curable en la mayoría de los casos, dependiendo de la prontitud diagnostica.

Se trata de una infección que afecta a sus pulmones y puede ser ocasionada por diferentes virus o bacterias. Los síntomas pueden ser inespecíficos, entre los que destacan: ✔️ Fiebre (>38°C) ✔️ Tos, expectoración ✔️ Dolor en el pecho ✔️ Falta de aire ✔️ Respiración anormal o muy rápida Su diagnóstico requiere de estudios de imagen y una adecuada evaluación clínica, el pronóstico es bueno siempre y cuando reciba un adecuado tratamiento y se eviten o traten a tiempo las complicaciones.

¿Qué profesionales tratan Neumonía?


Todos los contenidos publicados en Doctoralia, especialmente preguntas y respuestas, son de carácter informativo y en ningún caso deben considerarse un sustituto de un asesoramiento médico.