Quién debe hablar de sexualidad con el hijo varón adolescente, la Mamá...

Como padres, es importante dejar en claro que no se puede deslindar de la responsabilidad de educar en sexualidad a sus hijos por en hecho de pertenecer a otro sexo (no solo me tocan las hijas por ser madre, ni solo los varones por ser padre). Ambos deben acercarse y dialogar apropiadamente con su hijo.

En caso de necesitarlo, pueden acudir con algún psicólogo quien les ofrecerá orientación para tratar de manera correcta la situación que se presente.

  • Gracias2
  • 7 expertos están de acuerdo
  • Ana Morales TapiaLic. Alejandra QuintosLic. Idalia B López De LeónMtro. Andrei Urosa RodríguezMtra. Erika LepiavkaManuel Enrique Pérez CasasLic. Adriana Labansat López

Yo recomiendo que sean ambos padres los que aborden el tema de la sexualidad con los hijos. Que lo hagan de manera sencilla y acorde con la edad y preguntas que les realicen.

Si a los 10 años los hijos no han preguntado nada sobre las diferencias sexuales, los embarazos y el origen de la vida, es el momento de abordar con ellos estos temas.

La mayoría de los niños y niñas, hacen preguntas sexuales desde muy pequeños, los padres deben responderlas con claridad, sencillez y sin vergüenza, pena ni miedo.

Si no se sienten preparados para responder a sus hijos, es recomendable buscar una buena enciclopedia o consultar con un psicoterapeuta sexual que los oriente sobre sus dudas y, una vez preparados, abordar las inquietudes de sus hijos, estableciendo un dialogo permanente sobre la sexualidad.

  • Gracias0
  • 2 expertos están de acuerdo
  • Nancy Steffany Morales MorónManuel Enrique Pérez Casas

Si bien es cierto que abordar un tema sexual es responsabilidad de ambos padres en ocasiones alguno de ellos tiene una mejor relación o comunicación con el hijo/a. Además de tener más recursos o habilidades para hablar del tema y encontrar soluciones

Ambos padres pueden tener conversaciones sobre sexualidad. Sin embargo será importante tomar en cuenta el tipo de relación que el hijo lleva tanto con la madre cómo con el padre, ya que la confianza que exista entre ellos será clave para la apertura en la comunicación.

Y si alguno de los padres no siente que domine el tema, será necesario informarse o acercarse con algún profesional que pueda asesorarlos para que estén mejor preparados al hablar con sus hijos.

Para iniciar, la educación sexual debe empezar desde que el niño es pequeño, si queremos iniciar la educación sexual en la adolescencia, evidentemente la situación se va a complicar un poco más.

Sin embargo, la educación sexual la deben brindar ambos padres, el adolescente debe sentir confianza de platicar tanto con mamá como con papá. El adolescente es el que decidirá qué contarle a mamá y qué contarle a papá, ya que habrá pláticas y dudas que sólo él sabrá a quién dirigirse por cuestiones de la etapa en la que se encuentra.

De cualquier modo, ambos padres deber tener la apertura, confianza y seguridad para tratar de cualquier tema con su hijo, así como acercarse y dialogar sobre sexualidad. Al hacer esto, el adolescente se sentirá más en confianza y se acercará a cada uno de ustedes de acuerdo él así decida qué duda o pregunta tenga con respecto a la sexualidad.

Lo ideal sería que lo hiciera quien tenga mas conocimiento del tema y que además se sienta como hablando del mismo, ya que es muy importante ser congruente en el abordaje del tema.

Definitivamente hablaría con el el padre con el cuál tiene más confianza el chico, lo importante es que se hable con un ambiente relajado para que el chico no se sienta intimidado o se cierre a sus dudas. Lo ideal es hablar cuanto antes y cualquier duda contestarla con la mayor naturalidad posible.
si algo piensan los padres que no les es fácil hablarlo, es importante que acudan a asesoría con un psicólogo y/ o llevar al chico.

Es importante que ambos padres puedan tener un diálogo sobre sexualidad con sus hijos. Quitar la connotación de tabú y poder tener apertura para conocer sus dudas e inquietudes.

SIn embargo en temas específicos que aludan a lo fisiológico, por ejemplo la menstruación en las mujeres o la erección en los hombres, es probable que el padre de su mismo sexo pueda brindar al adolescente una comprensión y una escucha que permita una identificación propia del sexo biológico.

La educación sexual viene de todas las personas con quienes convivimos, asimismo, de los medios de comunicación. Pocas personas han llevado una formación objetiva, real y clara respecto a la salud sexual tanto en niños como niñas para que éstos vivan una sexualidad adulta con gratificación y quitando censuras y culpas.
Ambos padres necesitan trabajar para quitar mitos, prejuicios, basarse en las investigaciones científicas y respetando sobre todo su cuerpo en el sentido que internamente sabes que sí es para ti y qué no. Al mencionar esto, quiero decir que la mayoría de las personas cargan tabúes que son para otras personas, los pensamientos muchas veces confunden. El contacto con la propia sensibilidad, placer y autopermisos es lo básico para desarrollar en cada persona una salud sexual integrada y sana.

Como padres no es si uno u otro "debe" hablar sobre sexualidad con los hijos, lo más sano es que los hijos hablen con ambos padres porque eso refuerza la confianza y comunicación, es importante que consideren salud sexual y reproducción, placer, preferencias sexuales, fantasías etc. esto de acuerdo a las dudas de tus hijos. La posibilidad de cuna comunicación tan sólida les permitirá a tus hijos hablar también de otros temas importantes para ellos.

Ver las 2 preguntas sobre Intersexualidad

Preguntas relacionadas

Otras preguntas respondidas por expertos de Doctoralia:

¿Tienes preguntas sobre Intersexualidad?

Nuestros expertos han respondido 2 preguntas sobre Intersexualidad.

Pregunta a miles de expertos de forma anónima y gratuita

  • Tu pregunta se publicará de forma anónima.
  • Haz una pregunta concreta, mantente enfocado a una sola pregunta médica.
  • Sé breve y conciso.
  • Este servicio no sustituye una consulta con un profesional sanitario. Si tienes algún problema o urgencia, acude a tu médico o a urgencias.
  • No se permitirá obtener segundas opiniones o consultas sobre un caso concreto.