Cefalver (Antibiótico)

Acciones - Para qué sirve Cefalver

Antibiótico

Principios activos de Cefalver

Cada 5 ml de suspensión contienen:

Cefalexina monohidratada
   equivalente a ........... 125 y 250 mg
   de cefalexina

Vehículo, cbp .............. 100 ml

Cada cápsula contiene:

Cefalexina monohidratada
   equivalente a ........... 500 mg
   de cefalexina

Excipiente, cbp ........... 1 cápsula

Indicaciones de Cefalver

La cefalexina está indicada para el tratamiento de las siguientes infecciones causadas por cepas susceptibles de los microorganismos designados:

  • Sinusitis bacteriana causada por estreptococos, S. pneumoniae y Staphylococcus aureus (sólo cepas susceptibles a la meticilina). Infecciones del aparato respiratorio causadas por S. pneumoniae y S. pyogenes (usualmente la penicilina es el antibiótico de elección en el tratamiento y prevención de las infecciones estreptocócicas, incluso la profilaxis de la fiebre reumática. La cefalexina es generalmente eficaz en la erradicación de los estreptococos de la nasofaringe; sin embargo, en la actualidad no hay datos sustanciales que establezcan la eficacia de la cefalexina en la prevención subsiguiente de la fiebre reumática aguda o endocarditis bacteriana).
  • Otitis media causada por S. pneumoniae, H. influenzae, estafilococos, estreptococos y M. catarrhalis.
  • Infecciones de la piel y tejidos blandos causadas por estafilococos y/o estreptococos.
  • Infecciones de los huesos y articulaciones causadas por estafilococos y/o P. mirabilis.
  • Infecciones del aparato genitourinario, incluso prostatitis aguda, causadas por E. coli, P. mirabilis y Klebsiella pneumniae.
  • Infecciones dentales causadas por estafilococos y/o estreptococos.
    Nota: Se deben efectuar los cultivos y estudios de susceptibilidad adecuados antes y durante el tratamiento para determinar la susceptibilidad del microorganismo patógeno a la cefalexina. Cuando están indicados, deben efectuarse estudios de función renal.

Posología

La cefalexina se administra por vía oral.

Adultos: La dosis para adultos varía de 1 a 4 g al día en dosis fraccionadas. La dosis usual para adultos es de 250 mg cada 6 horas. Para las siguientes infecciones se puede administrar una dosis de 500 mg c/12 horas, si el paciente es mayor de 15 años: faringitis estreptocócica, infecciones de la piel y tejidos blandos y cristitis no complicada.

En cistitis el tratamiento debe continuarse por 7 ó 14 días. En infecciones más graves o en aquellas causadas por microorganismos menos susceptibles, pueden requerirse dosis mayores. Cuando se requiera administrar dosis diarias mayores de 4 g de cefalexina se debe considerar la administración de alguna de las cefalosporinas inyectables en dosis apropiadas.

Niños: La dosis habitual recomendada para niños es de 25 a 50 mg/kg de peso al día en dosis fraccionadas. La dosis total diaria puede ser fraccionada y administrada cada 12 horas en faringitis estreptocócica en niños de más de un año de edad, en infecciones leves y no complicadas del tracto urinario y en infecciones de la piel y tejidos blandos.

Suspensión de cefalexina

Peso
del niño

125 mg/5 ml

250 mg/5 ml

10 kg (22 lb)

½ a 1 cucharadita

¼ a ½ cucharadita

20 kg (44 lb)

1 a 2 cucharaditas

½ a 1 cucharadita

40 kg (88 lb)

2 a 4 cucharaditas
4 veces al día

1 a 2 cucharaditas
4 veces al día

ó

Peso
del niño

125 mg/5 ml

250 mg/5 ml

10 kg (22 lb)

1 a 2 cucharaditas

½ a 1 cucharadita

20 kg (44 lb)

2 a 4 cucharaditas

1 a 2 cucharaditas

40 kg (88 lb)

4 a 8 cucharaditas
2 veces al día

2 a 4 cucharaditas
2 veces al día

En las infecciones graves, la dosis puede ser aumentada al doble.

En el tratamiento de la otitis media, los estudios clínicos han demostrado que es necesario administrar una dosis de 75 a 100 mg/kg de peso al día en 4 dosis fraccionadas.

En las infecciones por estreptococo β-hemolítico, se debe administrar una dosis terapéutica de cefalexina por lo menos durante 10 días.

Las dosis de cefalexina pueden necesitar ser reducidas en pacientes con deterioro renal. El BNF recomienda el máximo siguiente dosis diarias según la depuración libre de creatinina (CC):

  • CC 40 a 50 ml/minuto: máximo 3 g diariamente.
  • CC 10 a 40 ml/minuto: máximo 1,5 g diariamente.
  • CC menos de 10 ml/minuto: máximo 750 mg diariamente.

Después de mezclar la suspensión, consérvese en el refrigerador. La suspensión se puede conservar durante 14 días sin pérdida significativa de su potencia. Antes de usarla, agítese muy bien y manténgase bien cerrada.

Contraindicaciones

Antes de la iniciación de una terapia con cefalosporinas, se debe hacer una investigación cuidadosa referente a reacciones anteriores de hipersensibilidad a las cefalosporinas, a las penicilinas, y a otras drogas. Las cefalosporinas estan contraindicadas en pacientes con una historia de reacciones alérgicas a los antibióticos cefalosporinicos. Hay evidencia clínica y de laboratorio de sensibilidad cruzada parcial entre los antibióticos bicíclicos β-lactamicos incluyendo las penicilinas, cefalosporinas, cefamicinas, y carbapenems. Parece ser poca la sensibilidad cruzada entre los antibióticos y los monobactamicos bicíclicos (por ejemplo, aztreonam) de β-lactamicos. Aunque la incidencia verdadera de la sensibilidad cruzada entre los antibióticos β-lactamicos no se ha establecido definitivamente, se ha documentado y puede claramente ocurrir en hasta 10 a 15% de pacientes con una historia de hipersensibilidad a la penicilina.

Algunos pacientes han tenido reacciones severas, incluyendo anafilaxis, a las penicilinas y a las cefalosporinas. Las cefalosporinas se deben utilizar con precaución en  individuos extremadamente sensibles a las penicilinas. Algunos clínicos sugieren que las cefalosporinas sean evitadas en los pacientes que han tenido un tipo inmediato de reacción (anafiláctica) de hipersensibilidad a las penicilinas y se deben administrar con precaución a los pacientes que han tenido un tipo-retraso (por ejemplo, erupción, fiebre, eosinofília) de reacción a las penicilinas o a otras drogas. Si una reacción alérgica ocurre durante alguna terapia con cefalosporinas, la droga se debe ser descontinuada y tratar al paciente con la terapia apropiada (por ejemplo, epinefrina, corticoesteroides, y mantenimiento de la vía aérea y oxígeno adecuados) según lo indicado. El uso prolongado de una cefalosporina puede dar lugar al crecimiento excesivo de organismos no susceptibles, especialmente enterobacterias, pseudomonas, enterococos, o candida. Si ocurre una superinfección, la terapia apropiada debe ser instituida. Las cefalosporinas se deben utilizar con la precaución en pacientes con una historia de la enfermedad gastrointestinal, particularmente colitis. Porque la diarrea asociada a C. difficile y la colitis.

Se ha divulgado que con el uso de cefalosporinas, debe ser considerado en el diagnostico diferencial de los pacientes durante quienes se desarrolle la diarrea o después de la terapia con las drogas. Las convulsiones se han divulgado con varias cefalosporinas (por ejemplo, ceftazidime, cefuroxime), particularmente en pacientes con la debilitación renal en la cual la dosificación de la droga no fue reducida. Si las convulsiones ocurren durante una terapia con cefalosporinas, la droga se debe descontinuar e iniciar terapia anticonvulsiva  según lo indicado clínicamente. Porque algunas cefalosporinas se han asociado a una disminución de la actividad de la protrombina, algunos fabricantes indican que el tiempo de protrombina (Tp) debe ser supervisado cuando estas drogas se utilizan en pacientes con insuficiencia renal o hepática, en pacientes con estado alimenticio pobre, en pacientes que reciben un curso prolongado de terapia antiinfectante, o en aquellas estabilizadas previamente en terapia  anticoagulante. La vitamina K debe ser administrada si está indicada.

Las cefalosporinas se toleran generalmente bien y con solamente algunas excepciones, los efectos nocivos divulgados con varios derivados de la cefalosporina son similares. Los efectos nocivos más frecuentes divulgados con cefalosporinas orales incluyen los efectos gastrointestinales (diarrea, náusea, vomito), dolor de cabeza, erupción y los efectos nocivos más frecuentes reportados con cefalosporinas parenterales incluyen las reacciones locales en el sitio de la inyección, efectos gastrointestinales, y efectos hematológicos adversos no divulgados con otras cefalosporinas, los derivados que contienen una cadena lateral de N-methylthiotetrazole (NMTT) (por ejemplo, cefamandole, cefoperazone, cefotetan) se han asociado a un riesgo creciente del hipoprotrombinemia y disulfiram-como reacciones. Además, mientras que la importancia clínica es confusa, los derivados que contienen una cadena lateral de NMTT han causado efectos testiculares adversos en los estudios animales.

Las reacciones dermatológicas y reacciones de hipersensibilidad se han divulgado en aproximadamente 5% o menos de pacientes que recibían una cefalosporina. Estas reacciones incluyen urticaria, prurito, erupción (maculopapular, eritematosa, o morbilliforme), fiebre y escalofrios, eosinofília, dolor o inflamación común, edema, edema facial, eritema, prurito genital y anal, angioedema, choque, hipotensión, vasodilatación, síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme, necrolisis epidérmico tóxica, y dermatitis exfoliativa. Anafilaxis, incluyendo algunas fatalidades, han ocurrido raramente con cefalosporinas. La enfermedad del suero, como las reacciones que consistían en eritema multiforme o la erupción prurítica maculopapular o urticaria acompañado por artritis, artralgia, y fiebre se han divulgado raramente en los pacientes que recibían cefaclor.

Estas reacciones han ocurrido generalmente en pacientes pediátricos menores de 6 años de edad, lo más a menudo posible con los segundos o subsecuentes cursos de la droga. Mientras que la enfermedad del suero se ha divulgado raramente en los pacientes que recibían otras cefalosporinas (es decir, cefprozil, cefalexina) u otros antibióticos β-lactamicos (amoxicilina, loracarbef) estas reacciones divulgadas más con frecuencia con cefaclor que con cualquier otro agente antiinfectante. Los resultados directos e indirectos del positivo hematológico de los efectos de la prueba antiglobulina (Coombs) se han divulgado en 3% o más de pacientes que recibían una cefalosporina. El mecanismo de esta reacción es generalmente no inmunológico en naturaleza; un complejo de la cefalosporina-globulina cubre los eritrocitos y reacciona no específicamente con el suero de Coombs.

Los resultados de la prueba no inmunológica Coombs positivo son más probables de ocurrir en los pacientes que han recibido dosis grandes de una cefalosporina o que han deteriorado la función o hipoalbuminemia renal. Otros efectos hematológicos adversos de cefalosporinas incluyen neutropenia rara, suave y transitoria, trombocitopenia, leucocitosis, granulocitosis, monocitosis, linfoocitopenia, basofilia, y leucopenia reversible. La linfocitosis transitoria se ha divulgado de vez en cuando en los infantes y los niños que recibían cefaclor. Raramente, la hemoglobina y/o el hematocrito disminuido, la anemia, y la agranulocitosis se han divulgado con algunas cefalosporinas. La anemia aplastica, la pancitopenia, la anemia hemolítica, y la epistaxis o hemorragia también se han divulgado con terapia con cefalosporinas. la anemia hemolítica inmune-mediada con la hemólisis extravascular, incluyendo algunas fatalidades, se ha divulgado en pacientes que recibían  cefotaxima, el ceftizoxima, el ceftriaxona, o cefotetan (una cefamicina).

El tiempo prolongado de la protrombina (pt), prolongado el tiempo parcial activado de tromboplastina (APTT), y/o hipoprotrombinemia (con o sin la sangría) se ha divulgado raramente con cefaclor, cefixime, cefoperazona, cefotaxima, cefotetan, cefoxitina, ceftizoxima, ceftriaxona, y cefuroxima. Aunque la incidencia verdadera de las complicaciones de hipoprotrombinemia y de la sangría durante la terapia con estas drogas no se ha establecido, estos efectos se han divulgado con las drogas que contienen una cadena lateral de NMTT (por ejemplo, cefamandol, cefoperazona) y han ocurrido generalmente en geriátricos, debilitando con la mas frecuencia posible, u otros pacientes con deficiencia de la vitamina K o en pacientes con falta renal severa o después de la cirugía radical del tubo digestivo. El mecanismo(s) del efecto hipoprotrombinemico de estas drogas no se ha establecido claramente. Mientras que la hipoprotrombinemia con algunas de las drogas puede dar lugar a parte de una reducción en bacterias que producen la vitamina K en la zona gastro intestinal, hay evidencia de que un efecto directo sobre la síntesis hepática de la protrombina o de los precursores de la protrombina está implicado.

La cadena lateral de NMTT interfiere al parecer con metabolismo y la regeneración de la vitamina K e inhibe el Y-carboxilación del ácido glutámico, el paso-dependiente de la vitamina K en la síntesis hepática de la protrombina. Hipoprotrombinemia ha sido invertida generalmente por la administración de la vitamina K. Profiláctica que la administración de la vitamina K puede ser indicada en geriátrico, debilitados, u otros pacientes con deficiencia de la vitamina K o aquellos con el riesgo de deficiencia de la vitamina K durante terapia con cefoperazona. La vitamina K se debe también administrar cuando está indicada para tratar hipoprotrombinemia asociada al uso de otras cefalosporinas. Los efectos renales y genitourinarios que han ocurrido de vez en cuando con la administración de una cefalosporina incluyen aumentos transitorios en concentraciones de BUN y creatinina del suero, la disfunción renal, y la neuropatía tóxica. La nefrotoxicidad se ha divulgado raramente con cefalexina y cefazolina y la falla renal aguda se ha divulgado con cefazolina y cefixima. La nefritis intersticial reversible ha ocurrido raramente durante la terapia con cefaclor, y la nefritis purpurica se ha divulgado con terapia oral de proxetil cefpodoxima. La toxicidad renal es más probable de ocurrir en pacientes mayores de 50 años de edad, pacientes con debilitación renal anterior, o aquellos pacientes que están recibiendo otras drogas nefrotoxicas. Todas las cefalosporinas se deben administrar con la precaución y la dosificación reducida en presencia de la función renal marcadamente deteriorada.

En pacientes con la debilitación renal sospechada, la observación clínica cuidadosa y las pruebas de función renales se deben realizar antes y durante de terapia con cefalosporinas. Los efectos genitourinarios reportados con terapia de cefalosporinas incluyen vaginitis, candidiasis vaginal, prurito genital, e irregularidades menstruales. El transito hepático de los efectos aumenta en suero AST (SGOT), ALT (SGPT), glutamil-transferasa (glutamil transpeptidasa, GGT, GGTP), y las concentraciones de fosfatasa alcalina han ocurrido de vez en cuando con terapia de cefalosporinas. Las concentraciones crecientes del suero del bilirubins y/o de LDH se han divulgado con muchas cefalosporinas; la albúmina del suero y/o la proteína total disminuidas también se han divulgado. La disfunción hepática, incluyendo colestasis, también se ha divulgado con terapia de la cefalosporina.

La hepatitis y/o ictericia se han divulgado con cefazolin, cefixime y ceftazidime. Los casos aislados de hepatomegalia se han divulgado con cefradine. Estos efectos hepáticos son generalmente suaves y desaparecen cuando se continúa la terapia de cefalosporina. La lesión del hígado aguda se ha divulgado con terapia oral del proxetil cefpodoxime en experiencia. El aparato digestivo efectúa las reacciones adversas más frecuentes de cefalosporinas orales que son náuseas, vomito y diarrea. Estos efectos son generalmente suaves y transitorios, pero raramente pueden ser bastante severos para requerir la discontinuación de la droga. Otros efectos adversos gastrointestinales que han ocurrido con algunas de las cefalosporinas orales incluyen dolor abdominal, tenesmo, dolor/dispepsia epigástrica, apetito/anorexia disminuidos, glositis, flatulencia, candidiasis (por ejemplo, oral), alteración del gusto, salivación disminuida, y el dolor precordial. Los efectos adversos gastrointestinales pueden también ocurrir con cefalosporinas vía IM o IV.

Raramente, la diarrea asociada al Clostridium difficile y colitis (también conocidos como colitis pseudomembranosa, antibiótico-asociada) ha ocurrido durante o después de la discontinuación de cefalosporinas, incluyendo las solas dosis siguientes de ciertas cefalosporinas; las fatalidades se han divulgado raramente. Los casos suaves de diarrea y colitis asociados a C. difficile pueden responder a la discontinuación de la cefalosporina solamente, pero la diagnosis y el manejo de los casos moderados a los casos severos deben incluir estudios y tratamientos bacteriológicos apropiados con líquidos, electrólitos, y  suplementos de proteínas según lo indicado. Los pacientes geriátricos pueden ser particularmente susceptibles a las pérdidas de líquidos y deben ser tratados agresivamente. Los agentes antiperistálticos (por ejemplo, narcóticos, difenoxilato con atropina) pueden prolongar y/o empeorar la condición y deben ser evitados si se sospecha colitis pseudomembranosa. Si esta es  moderada a severa o no es relevada por la discontinuación de la cefalosporina, la terapia antiinfectante apropiada (por ejemplo, metronidazol o vancomicin oral) debe ser administrada.

El aislamiento del paciente puede ser recomendable. Otras causas de colitis deben también ser consideradas. Las reacciones locales de los efectos locales son IM siguiente absolutamente común o IV administración de algunas cefalosporinas parenterales; flebitis y tromboflebitis ocurren de vez en cuando con la administración intravenosa de las drogas. Aunque los informes siguen estando en conflicto y los resultados de muchos estudios poco concluyentes, parece ser de poca diferencia en la incidencia total de flebitis y tromboflebitis suaves entre las cefalosporinas actualmente disponibles IV.

Los efectos en el sistema nervioso que han ocurrido después de la administración oral, IM, o la administración intravenosa de cefalosporinas incluyen vértigos, dolor de cabeza, malestar, fatiga, pesadillas, y vértigo. La hiperactividad, nerviosismo o ansiedad, agitación, alucinaciones, insomnio, somnolencia, debilidad, rubores calientes, la alteración en la opinión de color, confusión, y la hipertonía también se han divulgado durante la terapia con algunas cefalosporinas, aunque una relación causal no se ha establecido necesariamente. Se ha divulgado en algunos pacientes perdida de la audición leve a moderada en pediátricos que recibían cefuroxima sódica para el tratamiento de la meningitis. En pacientes con falla renal, las concentraciones elevadas de ceftazidima pueden conducir según se informa a convulsiones, encefalopatía, asterixis, y a la excitabilidad neuromuscular.

Las convulsiones también se han divulgado con cefixime y cefuroxima. Raramente, las reacciones paranoicas tóxicas han ocurrido en pacientes con debilitación renal que recibían cefalexina oral. La administración intratecal de cefalosporinas, particularmente en dosis grandes, ha dado lugar a la toxicidad del CNS evidenciada por alucinaciones, nistagmus, y convulsiones. Otros efectos nocivos que se divulgaron con terapia de cefalosporinas incluyen dolor de pecho, efusión pleural, infiltración pulmonar, disnea o señal de socorro, tos, y rinitis respiratorias. La concentración creciente o disminuida de la glucosa del suero también se ha divulgado. La tirantez en el pecho y parestesias se han divulgado después de la administración oral, IM, o intravenosa de cefradine. La infección fungicida de la piel, la exacerbación del acné, y el itching ocular se han divulgado raramente en los pacientes que recibían terapia oral de proxetil cefpodoxime. Una fotosensibilidad anamnesica (la foto recall)-como el dermatitis, caracterizado por una erupción distribuida en el área de una quemadura reciente en el abdomen superior y un pecho pruríticos, eritematosos, maculopapular, se ha divulgado en por lo menos un paciente que recibía terapia concomitante intravenoso con el sulfato de cefazolin y gentamicina. Si este fenómeno fue causado por uno o ambas drogas no se ha determinado; sin embargo, la reacción fue resuelta en un plazo de 48 horas que siguen la discontinuación de ambas drogas.

La cefalexina está contraindicada en los pacientes con antecedentes de alergia al grupo de antibióticos cefalosporínicos.

Efectos adversos de Cefalver

Gastrointestinales: Pueden presentarse síntomas de colitis pseudomembranosa durante o después del tratamiento con cefalexina. Se ha observado náuseas y vómito con poca frecuencia. La reacción secundaria más frecuente ha sido la diarrea. En la mayoría de los pacientes, esta reacción no ha sido lo suficientemente grave para justificar la suspensión del tratamiento. También se ha presentado dispepsia y dolor abdominal. Como con algunas penicilinas y algunas otras cefalosporinas, se ha reportado hepatitis transitoria e ictericia colestásica en raras ocasiones.

Hipersensibilidad: Se han observado reacciones alérgicas (en forma de erupción cutánea, urticaria, edema angionerótico y rara vez, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica), pero por lo general dichas reacciones cedieron después de suspender el tratamiento. En el manejo de algunas de estas reacciones puede ser necesario instituir un tratamiento de apoyo. También se ha informado de anafilaxis.

Se han reportado otras reacciones, como prurito genital y anal, moniliasis genital, varginitis y flujo vaginal, mareos, fatiga, cefalea, agitación, confusión, alucinaciones, artralgia, artritis y alteraciones de las articulaciones, en raras ocasiones se ha informado de nefritis intersticial reversible. Se han observado casos de eosinofilia, neutropenia y una ligera elevación de las transaminasas séricas glutamicooxalacética y glutamicopirúvica, así como hipoprotrombinemia.

Presentaciones de Cefalver

Cefalver (Antibiótico)
Cefalver

CEFALVER Suspensión:

Polvo para suspensión oral:

  • Frasco de 90 ml de 125 mg y 250 mg/5 ml.
  • Frasco de 100 ml de 125 mg y 250 mg/5 ml.

CEFALVER Cápsulas:

  • Caja con 12, 16, 20 y 24 cápsulas de 500 mg.

¿Tienes preguntas sobre Cefalver?

  • Pregunta gratuitamente a miles de especialistas registrados en Doctoralia.
  • Los expertos recibirán tu pregunta y la responderán.

Tu pregunta se publicará de forma anónima.

Últimos temas en el foro de Cefalver

¿Quieres compartir con otros usuarios alguna experiencia relacionada con Cefalver? Visita el foro de Cefalver o inicia un nuevo tema
Especialistas relacionados: Médicos de familia, Médicos Generales